Grandes y chicos aprenden en los Campamentos de Desarrollo Humano en el Recinto de Grecia

Grettel Rojas Vásquez

Desde el año 2011, el Recinto de Grecia de la Sede de Occidente ofrece los Campamentos de Desarrollo Humano, un espacio para que grandes y chicos se acerquen a las instalaciones universitarias a intercambiar sus conocimientos con profesores, estudiantes y participantes de la comunidad.

Para este 2019, según lo indicó la profesora María Auxiliadora Vargas, encargada de  Campamentos, se logró ofrecer a la comunidad trece actividades gratuitas en áreas como ciencias, ambiente, movimiento humano, tecnologías y salud.

Niños y niñas de los 5 a los 12 años tuvieron la oportunidad de dedicar un día al aprendizaje y la diversión de la mano de funcionarios y estudiantes del Recinto. De esta forma,  participaron en actividades deportivas, en laboratorios de física, biología y química y en actividades relacionadas con idioma,  ambiente y trabajo en equipo.

Vargas señaló que esta actividad es de suma importancia ya que está abierta a personas de todas las edades, quienes se acercan a las instalaciones universitarias a intercambiar saberes. Mencionó que por medio de los campamentos se logra que la comunidad vea a la Universidad como un lugar para todos y que la población menor de edad pueda visualizar los posibilidades que se pueden abrir por medio de la educación.

Yancy Zamora Solís, vecina del Poro de Grecia, inscribió a sus hijas de 6 y 9 años en los campamentos, ella destacó que las actividades que se desarrollaron son muy variadas y muy útiles para los niños. Indicó que es necesario que la población infantil tenga oportunidades  diferentes para aprender y que ir a la Universidad los motiva a seguir adelante y a ver la vida universitaria como el camino  a seguir.

Por su parte, don Leonardo González Bogantes participó en el Taller de Takaura, a él lo motivó la oportunidad aprender algo nuevo y de aprovechar los residuos orgánicos y no echarlos a la basura. Explicó que sus expectativas se cumplieron ya que  le pareció un buen curso, muy fácil de entender y que fue muy práctico. González afirmó que le parece excelente esta forma en que la Universidad se proyecta a la comunidad.

Rodrigo Rodríguez Rodríguez es Gestor Ambiental del Recinto de Grecia, facilitó dos actividades en los campamentos, un laboratorio de medio ambiente dirigido a niños  y el Taller de Takakura para la producción de abono orgánico dirigido a personas adultas, ambas actividades responden a un esfuerzo que el Recinto viene realizando desde el 2015 para fomentar una cultura mucho más amigable con el ambiente. 

Rodríguez explicó que los cursos y talleres son una vitrina excelente para brindar espacios de calidad, con expertos en distintas materias, lo que genera espacios de  mucho aprendizaje  y una visión más integral de la realidad en la que se vive.

Valoró la posibilidad que tiene como funcionario de aprender de las personas que se acercan a los cursos “tener la posibilidad de interactuar con niños nos permite generar sensibilidad y una visión diferente de nuestro trabajo, con adultos nos permite también tener un panorama claro de la realidad que viven las comunidades cercanas al Recinto, que en muchas ocasiones son reflejo de lo que se vive como país”.

En total este año en los Campamentos de Desarrollo Humano participaron 228 personas, vecinas del cantón de Grecia, quienes se vieron beneficiadas con los nuevos conocimientos adquiridos.