CIDICER: una mirada a sus logros y retos

Grettel Rojas Vásquez

A casi 5 años de su existencia, el Centro de Investigación en Diversidad Cultural y Estudios Regionales  (CIDICER), ubicado en la Sede de Occidente, ha logrado impulsar la investigación en sus áreas de estudio y desarrollar una serie de actividades académicas con la participación de invitados nacionales e internacionales.

El CIDICER fue propuesto por investigadores de diferentes áreas en el seno del programa Historia local, patrimonio cultural e identidades de la Región Occidental Central de Costa Rica y fue apoyado por la Asamblea de la Sede. En el 2012 fue aprobado en el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica, en la sesión extraordinaria 5673 e inició labores a partir del 2013.

La Dra. Magdalena Vásquez Vásquez asumió la dirección de este centro desde su creación hasta enero del presente año. Menciona que debido crecimiento de la investigación en la áreas de humanidades, ciencias sociales y letras fue que se pensó en la creación de un centro de investigación con las características del CIDICER.

De esta forma, desde el 2014 a la fecha el promedio de proyectos con los que ha trabajado el CIDICER por año es de 14,  muchos de cuales se han trabajado ad honorem debido al poco presupuesto con que se cuenta.

A  pesar de ello, Vásquez destacó que las investigaciones han logrado responder a los objetivos planteados y que se han dado importantes aportes a la región y al país.

Desde el área local se logró darle un valor científico al mito “San Ramón tierra de poetas”, ya que gracias a las investigaciones realizadas por el Dr. Francisco Rodríguez Cascante se ha logrado dar a conocer los aportes de los autores ramonenses. Menciona que Rodríguez trabajó en la construcción de la primera historia de una literatura regional, “que es la historia de la literatura ramonense, tiene un primer tomo elaborado, tiene la obras completas de Lisímaco Chavarría, de Arturo García Solano, de Carlo Magno Araya y otras investigaciones de José Rafael Estrada” aseguró.

También mencionó el trabajo realizado por el profesor Jorge Carmona  que hizo una recopilación de la canción escolar ramonense, trabajo que permitió la grabación el disco Cantos de poetas, con veinticinco poesías musicalizadas de autores. El disco contiene, la grabación de las canciones y de la pista de piano solo, las partituras, las letras de las canciones y el análisis de las mismas, de manera que los maestros de música puedan montarlas con sus alumnos de todos los niveles.

Actualmente, destacó que hay investigaciones aprobadas que serán de suma importancia por la temática que abordan sobre la movilización de las mujeres campesinas, tecnologías de información, gestión comunitaria del recurso hídrico y el estado de las microempresas en la región de Occidente, entre otras. Para este año también una de las investigaciones del centro ganó el fondo de investigación, se trata del proyecto Entre la resistencia y el olvido. Estrategias de preservación y fortalecimiento del criollo en familias afro-limonenses de la Dra. Luz Marina Vásquez Carranza.

Señaló que por medio de actividades académicas, de las Jornadas de Investigación y de los Coloquios Internacionales sobre Diversidad Cultural se han ofrecido valiosos aportes y se ha logrado establecer vínculos  con investigadores internacionales de instituciones reconocidas.

El CIDICER, según Vásquez, forma parte de varias redes de investigación y coordina trabajos con la Universidad Nacional y a nivel internacional con el Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO) de la Universidad de Navarra, el Proyecto de Estudios Indianos (PEI) de la Universidad del Pacífico de Perú, la Sociedad Iberoamericana Siglo de Oro de la Universidad de Navarra y la  Universidad de Nebraska, Lincoln.

 

Retos

La tarea de continuar con el crecimiento del CIDICER le corresponde a la Dra. Luz Marina Vásquez, profesora e investigadora de la Sede de Occidente quien asumió la dirección del Centro desde febrero 2018 y lo tendrá a su cargo por un período de cuatro años.

La nueva directora señaló que uno de los principales retos es integrar la investigación que se realiza en la Sede “lo que hay que recordar es que el CIDICER es una iniciativa de la Sede de Occidente, que nace de un grupo de académicos de diferentes áreas, que fue propuesto por la Sede y ratificado por el Consejo Universitario”.

Añadió que en este sentido una  de sus principales funciones será un trabajo a lo interno para lograr el apoyo que el centro requiere, así como para lograr un trabajo en equipo y complementario con la Coordinación de Investigación.

También, aunado a esto señaló que el mayor reto es lograr las jornadas para investigación,  “a futuro necesitamos crecer, pero primero tenemos que estabilizar el presupuesto del centro que permita hacer más investigación y mejorar las condiciones en infraestructura” aseguró.

Vásquez mencionó que dentro de su plan de trabajo está visitar e involucrar a todas las Sedes Regionales con el CIDICER, “porque es un centro de desarrollo regional y es importante evidenciar todo lo que se está haciendo en las regiones”.

Otros de mis objetivos, destaco Vásquez, “es ampliar las líneas de investigación y eso es parte de la tarea interna de dar a conocer el centro, que ayudemos a nutrirlo desde diferentes perspectivas” concluyó.