Centro Infantil Laboratorio Ermelinda Mora

Centro Infantil Ermelinda Mora (CILEM)

El  CILEM es un centro educativo especializado que ofrece sus servicios a la comunidad universitaria y a la región  en el área de Educación preescolar.

Este proyecto vincula la docencia, investigación y acción social, por su carácter de centro laboratorio y de centro educativo.

Se atienden hijos de trabajadores, estudiantes universitarios y de la comunidad con edades entre los ocho meses hasta los cinco años y seis meses.

Antecedentes

El Centro Infantil Laboratorio Ermelinda Mora (CILEM) se originó en 1976, como un proyecto de investigación del Departamento de Educación del Centro Regional de Occidente, hoy Sede de Occidente de la Universidad de Costa Rica, fue presentado y dirigido por las profesoras del área de Educación Preescolar, Olga González y Sarita Chang, quienes contarían luego con la colaboración de la profesora Ana Isabel Carmona.

Esta institución fue pionera en la región de Occidente en la educación de la niñez menor de cinco años y logró consolidarse gracias al esfuerzo de muchas personas e instituciones que dieron su aporte para que continuara en el tiempo, beneficiando a muchos infantes de la zona.

El CILEM vincula la Docencia, Investigación y Acción Social, brinda un servicio especializado a la comunidad universitaria y de la región en el área de la Educación inicial. Atiende hijos de funcionarios universitarios y estudiantes de la Sede de Occidente, hijos e hijas de trabajadores de comunidad ramonense y lugares circunvecinos.

Estudiantes y profesores de diversas carreras realizan observaciones, prácticas, investigaciones y trabajos comunales universitarios, lo que permite que se pongan en ejecución técnicas, metodologías y procedimientos innovadores en diferentes áreas referidas a la Educación inicial u otras disciplinas.

Las edades de los infantes oscilan entre los ocho meses y los cinco y seis meses, con el propósito de potenciar su desarrollo integral y de esta forma satisfacer necesidades afectivas, motrices, intelectuales y de salud.

El centro infantil funciona gracias al aporte interinstitucional de la Universidad de Costa Rica, el Patronato Nacional de la Infancia, el Ministerio de Trabajo, la Junta de Protección Social y la Asociación de Padres de Familia.

Cuenta con una Junta Administrativa y una Junta Directiva como organismos de apoyo para la gestión respectiva.

Objetivos

Objetivo general

Brindar un servicio especializado en el área de la Educación inicial a la comunidad universitaria y de la región, enfocada a la atención integral de infantes menores de cinco años, posibilitando a la vez procesos de formación e investigación.

Objetivos específicos

  1. Promover la puesta en práctica de metodologías innovadoras para favorecer la formación integral de los infantes menores de cinco años
  2. Contribuir en la formación de personas creativas, libres, solidarias y con responsabilidad social
  3. Ofrecer los servicios de especialistas en el campo de la educación, psicología, salud y trabajo social
  4. Fungir como centro laboratorio para estudiantes de diversas carreras universitarias y apoyo académico para los docentes de la Sede de Occidente y de la comunidad
  5. Ofrecer a la comunidad una alternativa de Educación inicial  de calidad para  los hijos de padres trabajadores o estudiantes

Misión Visión

El CILEM comparte la misión y visión con los otros Centros infantiles de la Universidad de Costa Rica a saber;

Misión

Contribuir con el desarrollo integral de la niñez, sus familias, comunidades y del sistema educativo nacional, mediante una atención transdisciplinaria que conlleve a la realización de personas felices y con una mejor calidad de vida, para la construcción de una sociedad justa, equitativa y democrática.

Visión

Los centros infantiles universitarios, mediante funciones de investigación, docencia y acción social, generan innovaciones educativas desde un enfoque de derechos, con el fin de contribuir con propositividad y criticidad al mejoramiento de las políticas educativas nacionales, de las instituciones educativas y de la calidad de vida de las personas potencialmente incluidas.

Propuesta pedagógica

El currículum es de marco abierto, lo que permite una labor pedagógica en la que se consideran actualmente:

  • El ecoanálisis como metodología que ayuda a decodificar lo cotidiano para lograr un aprendizaje significativo y como medio para el abordaje de una educación holista.
  • La intervención oportuna mediante técnicas y actividades de acuerdo con la edad, con el propósito de desarrollar en forma integral las capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales.
  • El juego-trabajo como metodología que integra la actividad placentera del juego con los objetivos propios de un trabajo, que otorga la posibilidad de adquirir nuevos saberes, explorar, construir, experimentar en un ambiente estimulante, desarrollando a la vez hábitos, responsabilidad y autonomía, en la interacción con los pares
  • Los talleres educativos como espacio social organizado, en torno a un eje temático, en donde los infantesasumen una actividad y construyen conocimiento en un ambiente propicio.
     
  • Lo lúdico-creativo que permite el interactuar con otros en actividades simbólicas e imaginarias como el movimiento, el Arte, la Literatura y el juego, incentivando la creatividad, el desarrollo de potencialidades y la interacción social y que a la vez producen alegría, disfrute y gozo.

Niveles

La atención se brinda en las áreas socioafectivas, psicomotriz y cognitiva-lingüística en cuatro niveles:
  

Nivel 1

El primer nivel atiende un total de ocho infantes  desde los ocho meses hasta los dos años de edad. En esta etapa las actividades que se realizan pretenden potenciar la confianza, seguridad, autoimagen e integración al entorno inmediato.

La autonomía constituye un aspecto fundamental que se fortalece cada día en la interacción con los otros y las posibilidades que brinda un ambiente preparado, donde se incentiva la adquisición de hábitos de higiene, valores, normas de cortesía y otros aspectos relacionados con la vida social y afectiva.

La intervención oportuna en lo referido a la expresión verbal, la ejercitación motora, el conocimiento del medio; son asumidos mediante propósitos específicos en el trabajo cotidiano, en donde se involucra también el idioma inglés y la Educación física.

Ser una persona menor de dos años constituye el maravilloso momento de compartir con otros y otras, además de vivenciar las opciones para un desarrollo armónico.

 Nivel 2

Está integrado por catorce infantes con edades entre los 2 y los 3 años y medio. En una edad en que los niños dejan de ser bebés, pues superan los dos años de vida; el propósito principal es potenciar habilidades y destrezas, en donde cada niño se sienta partícipe de un grupo, especial y capaz de logros personales, dentro de un ambiente agradable, posibilitando la convivencia pacífica y la sensibilidad al mundo natural, en el que están presentes el inglés y la Educación física como asignaturas integradas en el trabajo de aula.

La realización de actividades significativas permite la vivencia de valores como amistad, respeto, tolerancia, amor. Las experiencias del entorno inmediato, familiar y comunal; así como la preparación de espacios en el aula, con materiales que promuevan el reto, la concentración, el sentido del logro y la apropiación de conocimiento, permiten vivencias directas que favorecen el desarrollo integral de los niños.

 Nivel 3

El nivel III es un grupo de 22 niños con edades que van de los tres años a los cuatroaños y medio, conforman junto con el personal docente una comunidad de aprendices que interactúan dentro de una visión contextual holista. El desarrollo de las actividades transcurre en un ambiente cuidadosamente preparado que se basa en propósitos y logros obtenidos teniendo en cuenta el grado de desarrollo en que se encuentra.

El trabajo dentro del aula se enfoca en actividades significativas para las y los infantes con las que se pretenden la construcción y fortalecimiento de posibilidades de autogestión, ejecución de actividades de vida práctica, desarrollo de hábitos de higiene, orden, aseo, normas de cortesía y comportamiento, propuestas por el grupo así como la práctica de valores que posibilitan un ambiente de paz, flexibilidad y contención relacionado con la valorización de sí mismo y de  los demás y el cuido del medio ambiente.

Dentro de las actividades didácticas propuestas se potencia la expresión artística, corporal, gestual, oral, psicomotriz y desarrollo de conocimientos que le permitan avanzar a zonas de desarrollo próximo, así como el aspecto socioafectivo. El inglés y la Educación física son opciones complementarias dentro de las actividades del grupo.

En general el nivel III es una propuesta de convivencia donde cada día se crece dentro de una espiral de amor y respeto.

Nivel 4

En este nivel se atienden niños y niñas con edades comprendidas entre los cuatro años y medio y cinco años y medio.

El objetivo primordial de este nivel es satisfacer las necesidades biológicas, emocionales, cognitivas, lingüísticas, motoras, sociales, culturales y morales, para propiciar el proceso de educación, cuyo fin primordial es el desarrollo integral del niño, en cuanto a sus intereses, necesidades, características, potencialidades y talentos, por lo que se trabaja  conjuntamente con el niño, docente, familia y comunidad, los cuales a partir de las interacciones con el medio favorecen una convivencia positiva. Razón por la cual, la organización espacial y temporal de las experiencias, así como los materiales, la planificación e interacciones con el contexto, cobran especial importancia para el desarrollo de los sujetos involucrados en la acción educativa, tomando muy en cuenta el nivel de desarrollo en que se encuentran.

Desede el año 2011, en la jornada de la tarde se ha tratado de trabajar bajo un marco holista, de manera que los niños tengan las posibilidades de lograr un aprendizaje  para la vida, actividades que respondan a sus intereses, necesidades y se trata de acercarlos a su zona de desarrollo próximo. Se integran temáticas relacionadas con la construcción de sí mismos, desarrollo de la autoestima, el sentido de logro y colaboración de actividades cotidianas, las relaciones interpersonales y el medio ambiente desde la sostenibilidad, también se han tomado en cuenta el desarrollo del intelecto, la actividad física y recreativa; se concibe cada aspecto como parte de un todo para la formación de un ser integral, sensible y respetuoso, para lo que se encuentra a su alrededor y de lo cual es parte.

El trabajo que se ha realizado cotidianamente en el aula es parte de un plan mensual, el cual se basa en un propósito general y se desglosa en los logros que se pretende que  alcancen los niños por medio del ambiente preparado y las diferentes  actividades propuestas para desarrollar cada uno de estos logros.

Se complementan estas actividades con clases de inglés y Educación física, las cuales potencian las diferentes áreas del desarrollo.

Admisión y matrícula

El proceso de admisión de niños al CILEM se lleva a cabo una vez al año, por lo general la primera semana del mes de setiembre.

Los interesados deben solicitar la fórmula de admisión en la Coordinación de Acción Social de la Sede de Occidente.

Requisitos de ingreso:

El niño o niña debe tener una edad comprendida entre los ocho meses y cinco años de edad al 1 de febrero del año posterior al que se realiza la solicitud

El padre, la madre o ambos deben trabajar o estudiar

Retirar la boleta de admisión en el periodo establecido para esos efectos

Entregar la boleta de admisión con los datos y documentos solicitados en el periodo correspondiente

Para mayor información llamar al teléfono 2445-3718

Ermelinda Mora

El Centro Infantil Laboratorio de la Sede de Occidente lleva el nombre de Ermelinda Mora Carvajal como tributo a su vida y obra.

Nació un 16 de julio de 1874 en la Villa de San Ramón de los Palmares, actualmente San Ramón. Fue hija de Don Ronulfo Mora Rodríguez y de Doña Mercedes Carvajal. Su vivienda se ubicó en el costado norte de la actual templo parroquial.

En 1889, fue maestra de la localidad de Chaparral de San Ramón.

En 1906 se preparó como obstétrica, sus méritos personales en ese campo le fueron reconocidos por el Ministro de Salubridad y fue nombrada Obstétrica Oficial del Hospital San Vicente de Paúl de San Ramón.

El 20 de mayo de 1897 contrajo matrimonio con Juan Jorge Morera Méndez, de esa unión nació su hijo, Jorge Morera Mora, el cual falleció.

Refieren quienes la conocieron que su caridad era conocida por el pueblo ramonense. Su generosidad llegó al grado de regalar a los menesterosos el gran capital que le dejó su marido.

Fue gran devota de la Virgen del Carmen y organizaba festividades en su honor, en las cuales participaba gente de todos los distritos.

El 26 de octubre de 1938, falleció en la mayor pobreza; amigos y conocidos contribuyeron para comprarle el ataúd y llevar a cabo sus funerales. Monseñor Solís, párroco, y Monseñor Hidalgo, presbítero en aquella época, organizaron el acto funerario con la exposición del santísimo. En el atrio de la iglesia se reunió la banda musical, que según deseos de doña Ermelinda, debería interpretar solamente música alegre, ceremonia que se realizaba solamente en casos muy especiales y con lo cual el pueblo ramonense quiso hacer manifiesto el amor y el cariño que sentía por ella.

Fuente: Mora, Jaime. Biografía de Ermelinda Mora. CCSS. San José, 1978.

Noticias

Agenda de Actividades

L M M J V S D
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30