Biografía

Mediada por el canon clásico que le ofrecía un rígido repertorio de estrategias compositivas, la larga carrera literaria de Carlomagno Araya fue una continua batalla con los ritmos y las sonoridades del idioma. Desde sus inicios en la primera década del siglo XX, el poeta, en un sostenido esfuerzo autodidacta, se dio a la tarea de conocer las estructuras poéticas que las voces de la tradición le dictaban.

De esta manera, su producción literaria echó mano del soneto como principal forma expresiva, y desde él se prolongó hasta las más diversas manifestaciones estróficas. Tal comprensión del fenómeno poético lo llevó a polemizar con las literaturas vanguardistas, ya que nunca comprendió el alejamiento de dichas fórmulas compositivas con la defendida codificación canónica que abrazó.

Producto de esta lucha que planteaba la conservación de los modelos expresivos, Araya López heredó a la cultura costarricense conjuntos poéticos altamente significativos, en los cuales la naturaleza y la subjetividad ocupan lugares privilegiados.

 

 

Obra Literaria

La obra poética de Carlomagno Araya López constituyó un solitario camino de aprendizaje autodidacta, el cual lo llevó a distinguir que su quehacer debía orientarse hacia la poesía tradicional, de orientación clásica. Sus primeros pasos en la creación poética fueron calificados por él mismo como un pobre oficio: “El caballo de mi prístina y pobre literatura era apenas un desvencijado jamelgo con los cascos del Asno de  Apuleyo y sin las alas de Pegaso.”

Su preferencia por los ritmos y metros académicos lo llevaron a trabajar profusamente el soneto, en los cuales la temática de la naturaleza es fundamental. No obstante, esta rígida regulación formal no le impidió plasmar una poesía donde afloran sus sentimientos hacia la familia, la patria y su entorno social.

El apego a la tradición formalista condujo al autor a severos enfrentamientos con las tendencias  vanguardistas, a las cuales censuró e ironizó. A la poesía de esta naturaleza la calificó de “papanatismo artístico.”

 

Su obra literaria está conformada por los siguientes libros:

 

1. Primavera. Sin datos de edición, 1930.

2. Cenit. San José: Imprenta Nacional, 1941.

3. Medallones. San José: Imprenta Española, 1943.

4. Dos poemas. San José: Imprenta Victoria,  1960.

5. Los giróvagos del numen. San José: Imprenta Metropolitana, 1961.

6. La gruta iluminada. San José: Imprenta Metropolitana, 1962.

7. Bandera y viento. San José: Imprenta Nacional, 1965.

8. Itabo. San José: Imprenta Nacional, 1967.

9. Cal. San José: Imprenta Nacional, 1970.

10. Ocarina. San José: Imprenta Nacional, 1974.

11. Algo sobre la existencia de Dios. Sin datos de edición, 1975.

12. Cedro amargo. Sin datos de edición, 1977.

13. Poema octogenario. Heredia: Imprenta Sáenz Lobo, 1977.

14. Mina y montaña. San José: Litografía e Imprenta LIl, 2009.

15. Poesía mística. San José: Litografía e Imprenta Lil, 2011.

 

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Voz de Melissa Villegas