Adultos mayores mejoran su salud por medio de ejercicios en agua

Desde hace cinco años, personas inscritas en el Programa Integral para la Persona Adulta Mayor de la Sede de Occidente, participan en un proyecto denominado Aqua Fitness, que ofrece acondicionamiento físico en agua por medio de ejercicios de bajo impacto, los cuales son ideales para tratar problemas de cadera y columna, padecimientos que son comunes en personas a partir de los 60 años de edad.

El Lic. Carlos Benavides Sancho es el encargado de este proyecto, él explica que en las clases se utiliza una metodología de hacer terapia por medio de juegos “lo que buscamos es mejorar las cualidades de cada asistente de una manera entretenida, tratando de obtener beneficios no solo en el aspecto físico, sino también en el emocional; porque cuando un adulto mayor está feliz su rendimiento y evolución física se potencializa” mencionó Benavides.

Actualmente este programa de Extensión Docente trabaja con 25 adultos mayores, que en su mayoría son habitantes del cantón de San Ramón. Estas personas reciben lecciones en una piscina con agua temperada, ya que el agua caliente contribuye a disolver y eliminar las toxinas del cuerpo, tiene un efecto relajante  y mejora en el retorno venoso.

Las personas adultas mayores que participan en Aqua fitness identifican los beneficios, tanto físicos como emocionales,  que ofrece este  proyecto.

Marta Rojas Esquivel, vecina del cantón de San Ramón y de 66 años  ha sido operada dos veces de la cadera, ella explica que por su condición estuvo un año en cama. “Desde hace dos años participo en el proyecto y la mejoría ha sido demasiada, ya que actualmente puedo caminar sola e inclusive bajar y subir gradas, cosa que no podía hacer antes; además mi parte anímica está al tope, me siento muy feliz y motivada gracias a los beneficios de ser parte de Aqua fitness y por ello espero cada lunes y miércoles para ir a las clases”  aseguró.

Para Lourdes Vargas Chavarría de 51 años, los cambios físicos han sido muy beneficiosos, ya que ahora se tiene una mayor condición física y siente sus piernas fortalecidas, gracias a las dinámicas que realizan en la piscina.

Las personas que participan en Aqua Fitness reciben  clases dos veces por semana, con una duración de una hora por sesión. Para ello, cada integrante debe ser parte del Programa Integral para la Persona Adulta Mayor, y cancelar una cuota adicional a la matrícula del curso y  a la póliza del INS que cubre el alquiler de la piscina.

Por Mandred Poveda Rojas para Sede de Occidente UCR